Alesón
Corporación Municipal
Historia
Año 997
Año 1073
Año 1117
Año 1123
Año 1136
Año 1156
Año 1360
Año 1850
Año 1920
Año 2008
Empresas
Ciberteca
Deporte
Actividades Culturales
Crónicas
Rutas por Alesón
Noticias
Fiestas en villa de Alesón
El Terruño
Museo Etnológico
Fotos Gente
Fotos Antiguas
Arte
Alesón-America
Publicidad
Contáctenos
BODA BLANCA-JAGOBA
Apellido Alesón
   
 


Estamos actualmente preparando los contenidos de esta sección. Necesitamos un poco más de tiempo para poder ofrecerle información con nuestra calidad habitual. Le rogamos que descargue esta página en una próxima visita o que se dirija al blog http://www.larioja.com/blogs/aleson.



El camino que nos lleva al Alto de San Antón, entre Ventosa y Alesón, hoy se nos presenta como una fecunda tierra labrada, pero fue en otro tiempo un camino de frondosos bosques de encina. Era un trayecto del cual quedaron numerosas leyendas de peregrinos asaltados por bandoleros, que en ocasiones se disfrazaban de monjes para cometer con más facilidad sus fechorías. Sin duda era lugar propicio para que se instalaran algunos protectores de peregrinos como fueron los Caballeros de la Orden del Temple, y se construyera un modesto refugio tan necesario para los caminantes. De aquel primitivo lugar de refugio se conserva un Pantocrator en piedra del s.XII, que hoy se expone en el Museo de La Rioja. Las ruinas que hoy encontraremos pertenecen a la ermita de San Antón, ya en muy mal estado en el s.XIX. Los vecinos de Huércanos decidieron acudir en procesión a recoger y adoptar la imagen del Santo, pero la noticia llegó al cercano pueblo de Alesón, quien se adelantó en el rescate de la imagen. Hoy descansan en su parroquia la imagen de San Antón y las campanas de la antigua ermita.

Seguimos camino de Nájera, debiendo bordear un pequeño cerro. Por estos parajes de vid, labrantío, sotos y choperas, los peregrinos italianos recordaban su hermosa Toscana. Llegamos al Poyo de Roldán, hoy coronado por una gigantesca antena de telefonía, lugar que fue testigo de otra famosa leyenda sobre el secular enfrentamiento entre el cristianismo y el Islam. Al protagonista le conocemos de gestas en tierras de Navarra, es Roldán de nuevo, el mejor de los caballeros, sobrino e hijo incestuoso de Carlomagno. En este Poyo de Roldán, o Poroldán o Podium de Roldán, aconteció un episodio que nos recordará a David y Goliat. Curiosamente la estirpe de ese mismo Goliat perdura hasta encontrarse con los ejércitos cristianos de Carlomagno, como su antecesor se encontró con el pueblo de Israel y moriría a manos del que después sería el Rey David. Varias versiones de lo acontecido circulan en la memoria legendaria, ambas cargadas de profundo simbolismo.

Farragut, gigante sirio descendiente de Goliat, defendía las murallas de Nájera al frente de los ejércitos musulmanes. Los hombres de Carlomagno mostraban su impotencia ante tan colosal guardián, que incluso era mucho más fuerte que su mítico antepasado. Farragut derrotó a los mejores caballeros francos que, ante las burlas de los sarracenos, iban siendo encarcelados en su castillo. Después de tanto fracaso el propio Roldán, el mejor entre los mejores, salió al duelo con el gigante, pasando días enteros de combate sin que ninguno de los dos pudiera obtener la victoria. Por las noches, exhaustos, conversaban los dos guerreros, en cuyas pláticas se encendía Roldán con el propósito de convertir a Farragut a la fe cristiana. El gigante se confesó víctima de un encantamiento que sobre él había hecho un brujo musulmán, y que el poder mágico que ejercía sobre él le impedía convertirse al cristianismo, como era su íntima voluntad. Aquella magia le convertía en un ser invencible, aunque sólo su ombligo le dejaba vulnerable a la muerte. Al día siguiente empezó de nuevo la lucha, pero el astuto Roldán ya había descubierto cómo debía vencer a Farragut. En cuanto tuvo ocasión clavó su espada Durandarte en el ombligo del gigante, consiguiendo así la victoria y el rescate de los caballeros presos de Carlomagno. Dicen que el desdichado Farragut tuvo tiempo de convertirse al cristianismo antes de morir. Otras versiones de los heroicos momentos de Roldán a las puertas de Nájera proponen una historia similar. Parece ser que desde este lugar Roldán podía ver al gigante Farragut sentado plácidamente y seguro de sí mismo a la puerta de su castillo. El sobrino de Carlomagno lanzó una piedra, que pesaba dos arrobas, con una milagrosa fuerza, acertando en la frente del monstruo y venciéndole de este modo. Ambas versiones garantizan el éxito del cristianismo sobre las fuerzas paganas.
El camino sigue avanzando entre viñas y campos de labor, con la Sierra de la Demanda al sur oeste y presidiendo el paisaje en la lejanía el pico de San Lorenzo, el más alto de Castilla (2.260 m), nevado gran parte del año. Antes de entrar en Nájera dejamos Alesón a la izquierda, que a muchos peregrinos franceses les evocará su Aleçon, patria de Santa Teresita del Niño Jesús

En Alesón, por el Camino de Santiago, los caminantes tuvieron asistencia en pequeños refugios y ermitas.



ALESÓN EN LA WIKIPEDIA:


País  España 
* Com. Autónoma  La Rioja 
* Provincia  La Rioja
*Comarca Nájera
*Ubicación 42°2′N, 2°41′O
*Altitud 576 msnm 
* Distancia 24 km a Logroño
   5 km a Nájera
*Superficie 6,49 km²
*Población 134 hab. (INE 2007) 
* Densidad 20,65 hab./km²
*Gentilicio: Alesonero
*Código postal 26315
*Alcalde (2007) Miguel A. García García
*Presupuesto 272940.31 (año 2005)
*Patrona Santa Ana




Oscar Martín